viernes, 7 de noviembre de 2008


Día a día veo como miles de jóvenes en todo el mundo luchan por ser delgadas. No entraré a hablar de las típicas cosas que se dicen al respecto: está mal, hace sufrir a la familia, es por copiar a las famosas, vas directo a la muerte…

Nunca veo TV, y hoy extrañamente me dirigí al televisor, haciendo zaping llegué a un canal 67 o algo así, de los típicos que nadie ve y me encontré con que existe un blog en la Web (algo como pro mia pro ana: princesas de cristal) en el que se promueven tips y consejos para vomitar, para ser flaca, para engañar a los demás (diciendo que comes cuando no lo haces), competencias de a quien se le notan más los huesos, competencias de quien está más días sin comer… claramente una estupidez. Pero como diría subverso en su letra “el lobo” las culpables no son esas niñas ilusas que luchan por un estúpido ideal de belleza, sino que el culpable es quien las obliga a hacerlo mostrándoles imágenes de mujeres huesudas (“bellas”) y haciéndolas creer que la fragilidad es una característica propia de las mujeres.

Existen cosas de fondo respecto a los problemas alimenticios que pocas veces son tratados. Mujeres que quieren gustar, mujeres que quieren ser aceptadas, mujeres que quieren ser vistas como “princesas”. Yo me pregunto ¿cómo es que el sistema ha sido tan eficiente al hacer que las mujeres pasen su vida queriendo ser bellas y admiradas?… ¿cómo es que este sistema ha sido tan eficiente al hacer creer a las mujeres que su único fin en la vida es ser bonita? ¿Cómo este sistema ha sido tan eficiente para hacer de las mujeres un simple objeto?

Han pasado años y siglos interminables en que las mujeres han luchado por su liberación sin embargo seguimos presas de los medios y de un sistema que nos objeta y nos posiciona como un mero cuerpo. Un cuerpo pasivo, frágil… un cuerpo que más allá de ser bello y admirable es completamente inútil. ¿Es eso lo que quieren de ellas mismas estas jóvenes? Lamentablemente muchas de ellas saben que sus sueños de belleza son impuestos por la sociedad, sin embargo la gran solución que visualizan es regirse por los cánones típicos para ser aceptadas. Yo propongo luchar contra la terrible forma de opresión que promueve el capitalismo contra las mujeres (haciéndolas un objeto de consumo). Es realmente increíble ver cómo están tan convencidas de que lo que hacen es un estilo de vida propio. Tratando de ser “perfectas”, tratando de ser princesas reproducen de sobremanera todo lo que nos han hecho creer que las mujeres deben ser… lo que se nos ha hecho creer.

No voy a negar que lo primero que pensé fue “pobres pendejas objetadas y aweonás” pero luego de reflexionar sé que la cosa va más allá de eso.

Cuánto quisiera yo que las mujeres usáramos nuestro cuerpo y nuestros talentos en favor del cambio social, pero lamentablemente todo esto está tan bien pensando que se nos mantiene aletargadas, pasivas y con todas las fuerzas puestas en ser bellas. Los responsables de esta situación saben bien que la fuerza de mujeres descontentas causaría estragos en su sistema, por ende ¿qué mejor que hacernos encauzar nuestra lucha sobre un ideal de aceptación social que ellos mismos nos han impuesto?
pobres pendejas aweonás no?
aquí el link del blog: http://pro-anaymia.blogspot.com/
para que se deleiten...
y un video que encontré por ahí que aunque no me convence la forma y fondo que tiene, de algo puede servir...



0 comentarios:

Lorem ipsum

Lorem ipsum

.

| |

Día a día veo como miles de jóvenes en todo el mundo luchan por ser delgadas. No entraré a hablar de las típicas cosas que se dicen al respecto: está mal, hace sufrir a la familia, es por copiar a las famosas, vas directo a la muerte…

Nunca veo TV, y hoy extrañamente me dirigí al televisor, haciendo zaping llegué a un canal 67 o algo así, de los típicos que nadie ve y me encontré con que existe un blog en la Web (algo como pro mia pro ana: princesas de cristal) en el que se promueven tips y consejos para vomitar, para ser flaca, para engañar a los demás (diciendo que comes cuando no lo haces), competencias de a quien se le notan más los huesos, competencias de quien está más días sin comer… claramente una estupidez. Pero como diría subverso en su letra “el lobo” las culpables no son esas niñas ilusas que luchan por un estúpido ideal de belleza, sino que el culpable es quien las obliga a hacerlo mostrándoles imágenes de mujeres huesudas (“bellas”) y haciéndolas creer que la fragilidad es una característica propia de las mujeres.

Existen cosas de fondo respecto a los problemas alimenticios que pocas veces son tratados. Mujeres que quieren gustar, mujeres que quieren ser aceptadas, mujeres que quieren ser vistas como “princesas”. Yo me pregunto ¿cómo es que el sistema ha sido tan eficiente al hacer que las mujeres pasen su vida queriendo ser bellas y admiradas?… ¿cómo es que este sistema ha sido tan eficiente al hacer creer a las mujeres que su único fin en la vida es ser bonita? ¿Cómo este sistema ha sido tan eficiente para hacer de las mujeres un simple objeto?

Han pasado años y siglos interminables en que las mujeres han luchado por su liberación sin embargo seguimos presas de los medios y de un sistema que nos objeta y nos posiciona como un mero cuerpo. Un cuerpo pasivo, frágil… un cuerpo que más allá de ser bello y admirable es completamente inútil. ¿Es eso lo que quieren de ellas mismas estas jóvenes? Lamentablemente muchas de ellas saben que sus sueños de belleza son impuestos por la sociedad, sin embargo la gran solución que visualizan es regirse por los cánones típicos para ser aceptadas. Yo propongo luchar contra la terrible forma de opresión que promueve el capitalismo contra las mujeres (haciéndolas un objeto de consumo). Es realmente increíble ver cómo están tan convencidas de que lo que hacen es un estilo de vida propio. Tratando de ser “perfectas”, tratando de ser princesas reproducen de sobremanera todo lo que nos han hecho creer que las mujeres deben ser… lo que se nos ha hecho creer.

No voy a negar que lo primero que pensé fue “pobres pendejas objetadas y aweonás” pero luego de reflexionar sé que la cosa va más allá de eso.

Cuánto quisiera yo que las mujeres usáramos nuestro cuerpo y nuestros talentos en favor del cambio social, pero lamentablemente todo esto está tan bien pensando que se nos mantiene aletargadas, pasivas y con todas las fuerzas puestas en ser bellas. Los responsables de esta situación saben bien que la fuerza de mujeres descontentas causaría estragos en su sistema, por ende ¿qué mejor que hacernos encauzar nuestra lucha sobre un ideal de aceptación social que ellos mismos nos han impuesto?
pobres pendejas aweonás no?
aquí el link del blog: http://pro-anaymia.blogspot.com/
para que se deleiten...
y un video que encontré por ahí que aunque no me convence la forma y fondo que tiene, de algo puede servir...



0 comentarios:

 

M A R C I A R A V A N A L Copyright © 2008 Black Brown Pop Template by Ipiet's Blogger Template