miércoles, 24 de diciembre de 2008



Ayer entré a falabella...
sí!

y algo llamó poderosamente mi atención...
bastó que me dignara a entrar por la puerta principal para ver, de buenas a primeras, justito en el prefacio del lugar, miles de productos de belleza (entiéndase perfunes, cosméticos, cremas, y cosas de ese estilo)...

pero la historia no termina ahí, porque luego, si diriges tu mirada al costado verás que está la ropa de mujer (en grandes cantidades, colores, diseños y estilos)...

¿Porqué será?
¿Insinuan acaso que las mujeres son las más aptas para el consumo y por eso la tienda tiene en su entrada este tipo de productos?
ah?

Lo lamentable de todo el meollo es que sí pues... este sistema nos ha subordinado a sus intereses de forma extraordinaria
Cómo si las mujeres no estuvieran subordinadas a miles de otros tantos elementos

dios mio (y no es que crea en dios, porque claramente no lo hago)

¿dónde llegaremos?















0 comentarios:

Lorem ipsum

Lorem ipsum

.

| |


Ayer entré a falabella...
sí!

y algo llamó poderosamente mi atención...
bastó que me dignara a entrar por la puerta principal para ver, de buenas a primeras, justito en el prefacio del lugar, miles de productos de belleza (entiéndase perfunes, cosméticos, cremas, y cosas de ese estilo)...

pero la historia no termina ahí, porque luego, si diriges tu mirada al costado verás que está la ropa de mujer (en grandes cantidades, colores, diseños y estilos)...

¿Porqué será?
¿Insinuan acaso que las mujeres son las más aptas para el consumo y por eso la tienda tiene en su entrada este tipo de productos?
ah?

Lo lamentable de todo el meollo es que sí pues... este sistema nos ha subordinado a sus intereses de forma extraordinaria
Cómo si las mujeres no estuvieran subordinadas a miles de otros tantos elementos

dios mio (y no es que crea en dios, porque claramente no lo hago)

¿dónde llegaremos?















0 comentarios:

 

M A R C I A R A V A N A L Copyright © 2008 Black Brown Pop Template by Ipiet's Blogger Template