viernes, 18 de junio de 2010


Se objetiva en la mujer, a quien se dice inconstante y traidora, porque su cuerpo la consagra al hombre en general y no a un hombre singular. Su traición es más pérfida aun, puesto que es ella quien hace una presa del amante. Solamente un cuerpo puede tocar a otro cuerpo; el varón no se adueña de la carne codiciada más que convirtiéndose él mismo en carne; Eva le es dada a Adán para que cumple en ella su trascendencia, y ella lo arrastra a la noche de la inmanencia; al igual que la madre ha formado para el hijo esa gaga tenebrosa de la cual éste quiere escapar, la amante cierra en torno al hombre esa arcilla opaca en el vértigo del placer. El hombre quería poseer, y hele ahí poseído.
Simone de Beauvoir.

0 comentarios:

Lorem ipsum

Lorem ipsum

.

| |

Se objetiva en la mujer, a quien se dice inconstante y traidora, porque su cuerpo la consagra al hombre en general y no a un hombre singular. Su traición es más pérfida aun, puesto que es ella quien hace una presa del amante. Solamente un cuerpo puede tocar a otro cuerpo; el varón no se adueña de la carne codiciada más que convirtiéndose él mismo en carne; Eva le es dada a Adán para que cumple en ella su trascendencia, y ella lo arrastra a la noche de la inmanencia; al igual que la madre ha formado para el hijo esa gaga tenebrosa de la cual éste quiere escapar, la amante cierra en torno al hombre esa arcilla opaca en el vértigo del placer. El hombre quería poseer, y hele ahí poseído.
Simone de Beauvoir.

0 comentarios:

 

M A R C I A R A V A N A L Copyright © 2008 Black Brown Pop Template by Ipiet's Blogger Template